Las Aventuras Musicales de Sisi y Lala regresan con otra historia original de Mateo Chiarella.

Fechas:
Sábado 7 de marzo Hora: 5:30 p.m.
Domingo 8 de marzo Hora: 11:30 a.m.

“Sisi y Su Primer Circo”  es la nueva historia familiar creada por Mateo Chiarella y producida por el Gran Teatro Nacional para acercar al público al fascinante mundo de los acróbatas, equilibristas, trapecistas, malabaristas y payasos. Las funciones se realizarán los días sábado 7 de marzo a las 5:30 de la tarde y domingo 8 a las 11:30 de la mañana, con la participación estelar de las actrices Patricia Barreto (Sisi), Cary Rodríguez (Lala) y Luccia Méndez (Sisa).

Luego del éxito obtenido con Las aventuras musicales de Sisi y Lala, una trilogía compuesta por Sisi y su primer concierto, Sisi y su primera ópera, Sisi y su primer ballet; el Gran Teatro Nacional ha programado una cuarta aventura que cautivará a grandes y chicos en el marco del Festival de Artes Escénicas FAE LIMA 2020.

Antes de dormir, Sisi escucha la música que caracterizó a los circos antiguos y decide armar una carpa en el jardín para jugar con su dulce mascota Lala. Ambas intentan hacer malabares, acrobacias y trucos de magia, pero sus actos fallan una y otra vez. En medio de su espectáculo reciben la visita de la payasita Sisa (que significa “Polen” en lengua aymara o “la que siempre vuelve a la vida” como simbolismo poético), quien les ayudará a entender la historia de este maravilloso género artístico.

Sisa no es una payasita convencional, no utiliza nariz roja, vestimenta estrafalaria ni peluca de colores. Es una artista contemporánea que prefiere lucir diseños originales, hacer gala de su buen sentido del humor e interpretar canciones populares como Yo tenía una kisimiri (hormiga). Sisi y Lala disfrutan las ocurrencias de su nueva compañera y aprenden datos interesantes del pueblo aymara.

Sisi y su primer circo mantiene el mismo propósito que las tres historias anteriores: divertir, educar y transformar. Padres e hijos conocerán aspectos importantes de la evolución del circo, que nace en las civilizaciones antiguas de China, India, Mongolia, Egipto, Grecia, Roma, Guatemala, México y Perú, culturas donde se desarrollaron actividades artísticas y una sólida preparación militar — con movimientos sincronizados para atacar con sus armas y una serie de contorsiones y acrobacias como defensa — hasta llegar a la era moderna con un hábil profesor de equitación convertido en figura del entretenimiento en Inglaterra. Ya después aparecieron las carpas itinerantes con funciones de magia, ilusionismo, animales amaestrados y proyecciones audiovisuales.

Provistas con pelotas, silbatos, tableros y otros elementos circenses, Sisi y sus amigas jugarán con el público y explicarán a los más pequeños ciertas pautas para la ejecución de actos arriesgados. En la vida hay que ser disciplinado y practicar con entusiasmo, debemos entrenar a diario sin rendirse, como lo hicieron el gimnasta Jules Leotard (trapecio), la equilibrista María Spelterini (cuerda floja) y el escapista Harry Houdini.

El circo es mucho más que la exhibición de cosas raras y complicadas, encierra a un grupo humano con ansias de superarse, artistas que enfrentan sus miedos para resolver con talento y coraje. Quien ama lo que hace, nunca lo abandona, sigue hasta el final, así se esté viniendo la carpa abajo. “El circo es un vistazo de lo que podemos llegar a ser. De todo lo increíble que podemos hacer. De lo hermoso que sería nuestro mundo. Se trata de crear nuestros propios milagros. La lucha por conseguir lo extraordinario”, señala Jonathan Lee Iverson.

El precio de las entradas va de 15 a 40 soles y están a la venta en Teleticket y la boletería del GTN.

Menores de 17 años, universitarios, estudiantes de institutos superiores, mayores de 60, docentes de instituciones educativas públicas, miembros del Servicio Militar Voluntario y afiliados al CONADIS tendrán 50% de descuento.

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X