Sabías que de acuerdo a datos que maneja la Organización Mundial de la Salud 543 000 niños menores de 5 años mueren cada año a causa de enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación del aire.

¿Y que nueve de cada 10 personas respiran aire contaminado?

Es momento de empezar a aplicar seriamente una serie de restricciones sociales, ambientales e industriales para también evitar estas muertes.


“La contaminación del aire tiene efectos catastróficos para los niños. A nivel mundial, hasta un 14% de los niños de 5 a 18 años tienen asma relacionada con factores como la contaminación del aire. Cada año, 543000 niños menores de 5 años mueren a causa de enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación del aire. La contaminación del aire también está asociada a cánceres infantiles. Las mujeres embarazadas están expuestas a la contaminación del aire, lo que puede afectar al crecimiento del cerebro del feto. La contaminación del aire también está relacionada con la disfunción cognitiva tanto en niños como en adultos.”

Datos que deberíamos conocer sobre la contaminación del aire que suceden diariamente, para exigir a nuestros gobernantes y autoridades que también hagan alago al respecto:

1.Nueve de cada diez personas respiran aire contaminado.

2.La contaminación del aire mata a 7 millones de personas cada año, de las que 4 millones mueren a causa de la contaminación del aire de interiores.

3.El 91% de esas muertes prematuras se produjeron en países de ingresos bajos y medianos, sobre todo de las Regiones de Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental de la OMS.

4.Los países deben aplicar mejores políticas de planificación urbana, regular las emisiones sucias y prohibir los vehículos altamente contaminantes.

5.Un contaminante microscópico (PM2,5) es tan pequeño que puede pasar a través de muchas de las armaduras protectoras de nuestro cuerpo, como las membranas mucosas y otras barreras, para dañar nuestros pulmones, corazón y cerebro.

6.Los niños se ven muy afectados por la contaminación del aire. La exposición a la contaminación del aire está relacionada con enfermedades respiratorias, cánceres y la disfunción cognitiva en lactantes, niños y adolescentes.

7.La contaminación del aire doméstico es un reto importante, ya que 3000 millones de personas no tienen acceso a combustibles y tecnologías limpios para cocinar (las mujeres y los niños suelen ser los más afectados, ya que pasan más tiempo dentro de los hogares en zonas donde se usan cocinas y lámparas contaminantes en interiores).

8.Las personas, cuando tienen la opción, utilizan tecnologías de combustión y combustibles más limpios para actividades domésticas como cocinar, calentar o alumbrar, evitan quemar desechos, reciclan lo más posible y se desplazan caminando o en bicicleta en lugar de en coche.

9.Los principales contaminantes son: las partículas, que son una mezcla de gotículas sólidas y líquidas procedentes principalmente de la quema de combustibles; el dióxido de nitrógeno procedente del tránsito rodado; el ozono a nivel del suelo, causado por la reacción de la luz solar con los contaminantes de los establecimientos industriales y las emisiones de los vehículos; y el dióxido de azufre, que es un gas invisible procedente de la quema de combustibles fósiles como el carbón.

10.La contaminación del aire también está dañando la salud de nuestro planeta al impulsar el cambio climático.

Seis razones para proteger a los bebés y niños de la contaminación del aire

-Sus pulmones aún se están desarrollando, y la contaminación del aire puede interferir con este proceso biológico.
-Sus cuerpos son menos capaces de metabolizar, neutralizar y excretar los tóxicos contenidos en la contaminación del aire.
-Sus cerebros aún se están desarrollando, y los compuestos neurotóxicos de la contaminación del aire pueden afectar el desarrollo cognitivo de los niños.
-Inhalan más aire por unidad de peso corporal que los adultos.
-Son más activos y por lo tanto respiran más aire contaminado.
-Los bebés nacidos de mujeres que estuvieron expuestas a la contaminación del aire durante el embarazo tienen más probabilidades de ser prematuros y de nacer con bajo peso.

Seis maneras de contribuir a proteger a nuestros niños de la contaminación del aire de interiores

-No fume en interiores o cerca de los niños, pero asegúrese de que permanezcan supervisados.
-Use combustibles y tecnologías más limpios para cocinar, calentar y alumbrar su hogar: elija la electricidad, el gas natural, el gas de petróleo licuado, el biogás o estufas u hornos solares.
-Use estufas de emisiones ultrabajas con combustibles sólidos procesados (gránulos de madera) si no dispone de opciones más limpias.
-Cocine siempre en un área bien ventilada o al aire libre si es difícil ventilar su cocina o área de cocción.
-Evite el uso de lámparas o estufas de queroseno para cocinar o alumbrar.
-No queme velas ni utilice ambientadores, ya que añaden sustancias químicas tóxicas al aire.


Cinco maneras de contribuir a proteger a los niños de la contaminación del aire de exteriores

-Deje de quemar los residuos domésticos y agrícolas. Composte y utilice los servicios locales para el reciclaje y la eliminación de basura siempre que sea posible.
-Piense en cómo puede reducir la exposición de sus hijos a la contaminación del aire causada por las emisiones de escape de los vehículos. Entre las medidas posibles están evitar las carreteras concurridas y tomar calles más tranquilas con menos tránsito, alejarse de la carretera si se aproxima un vehículo muy contaminante y, en caso de llevar consigo a un bebé o niño pequeño en una calle concurrida, levantarlo por encima del nivel de las emisiones de escape de los vehículos.
-Mantenga a sus hijos saludables: asegúrese de que han recibido las vacunas pertinentes y tienen dietas saludables y muchas oportunidades para jugar y estar físicamente activos.
-Vigile los niveles de contaminación del aire si la ciudad en la que vive tiene una estación de monitoreo de la calidad del aire, e infórmese de los efectos de la contaminación del aire en sus hijos para saber cuándo y cómo tomar medidas de protección (por ejemplo, permanecer en interiores).
-Sensibilice a su comunidad acerca de los efectos de la contaminación del aire sobre la salud, y colabore con los prestadores de atención sanitaria, los líderes comunitarios y las autoridades pertinentes para promover políticas que reduzcan la contaminación del aire y protejan la salud infantil.

Fuente de nota: OMS – https://www.who.int/

Fuente de imágenes. Pixabay – https://pixabay.com/

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X