Investigadores de la Universidad de Washington, liderados por el especialista Hyam Gollakota, han logrado desarrollar cámaras en miniatura, totalmente automáticas y controlables desde un teléfono.

Este tipo de cámaras, se puede montar sobre pequeños insectos para tener una visión del mundo desde la perspectiva de un diminuto insecto. 

Las cámaras pueden trasmitir imágenes en vivo y en alta resolución desde el lomo de un insecto hacia un smartphone.

El equipo pesa casi 250 miligramos y tiene la capacidad de trasmitir el video hacia un smartphone a una velocidad de 1 a 5 cuadros por segundo, con una capacidad de giro de 60 grados y capturas panorámicas a alta resolución, con muy bajo consumo de energía.

El mayor reto para este proyecto fue la fuente de energía que necesita este tipo de equipos para funcionar, pues en el caso de teléfonos inteligentes, si bien es cierto que las cámaras son pequeñas, el sistema de provisión de energía es mayor, por lo que han tenido que desarrollar cámaras de muy baja potencia.

La cámara se podría controlar desde un smartphone hasta a 120 metros de distancia. Por  ahora se han en dos tipos de escarabajos, que son insectos capaces de cagar pesos mayores a su propio peso, y con una “espalda amplia”, suficiente para ensamblar el pequeño equipo de captura y trasmisión de imágenes.

Fuente de nota:
https://twitter.com/cgtnenespanol/
https://edition.cnn.com/
https://laverdadnoticias.com/

Fuente de imágenes
https://twitter.com/cgtnenespanol/

Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X