Según las Naciones Unidas, existen tres hechos importantes a tomar en cuenta para entender cómo se produce la contaminación. En primer lugar, la concentración de gases de efecto Invernadero (GEI) en la atmósfera terrestre que está directamente relacionada con la temperatura media mundial de la Tierra. En segundo lugar, esta concentración ha ido aumentando progresivamente desde la Revolución Industrial y, con ella, la temperatura del planeta. Por último, el GEI más abundante, alrededor de dos tercios de todos los tipos de GEI, es el dióxido de carbono (CO2) que resulta de la quema de combustibles fósiles.

Cumbre del clima: prendamos a cuidar el medio ambiente – ISTOCK

Si nos centramos en el segundo punto, la Revolución Industrial ha traído inventos convenientes para la humanidad; sin embargo, el actual modelo económico lineal basado en extraer, fabricar, vender y desechar, es responsable en gran medida del cambio climático y el agotamiento de los recursos. Por lo cual, en un artículo de las Naciones Unidas (ONU), se plantea la economía circular como una solución viable y con la cual se llegaría a reducir hasta un 99% los desechos de ciertos sectores industriales y un 99% de sus emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando así a proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático.

Según el portal “Sostenibilidad para todos”, la economía circular se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos. Con esto se refiere a minimizar la producción al mínimo indispensable, y cuando sea necesario hacer uso del producto, apostar por la reutilización de los elementos que por sus propiedades no pueden volver al medio ambiente. Es decir, la economía circular apuesta por utilizar la mayor parte de materiales biodegradables posibles en la fabricación de bienes de consumo conocidos como nutrientes biológicos para que finalmente éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales cuando su vida útil haya finalizado.

En 2015 la Comisión Europea aprobó un plan de acción para impulsar la transición hacia la economía circular de Europa. En la actualidad países como Holanda, Francia, Alemania, Bélgica, entre otros, apuestan por un futuro sostenible, implementando poco a poco la economía circular, sin dejar de lado sus respectivas legislaciones.

Desde el año 2018, Perú también viene impulsando también la economía circular. Un buen evento al respecto fue  el “I Foro Internacional de Economía Circular: Producción del Futuro”, coorganizado por PRODUCE del Ministerio de la Producción del Perú, el Ministerio del Ambiente, la Unión Europea y ONUDI. En el Foro Internacional, se resaltó que este nuevo modelo de gestión busca generar eficiencias y mejoras en la productividad de las empresas, por lo cual a través del Programa Nacional Innóvate Perú se vendrían cofinanciado proyectos relacionados al tratamiento de efluentes, residuos, productos servicios asimilables a industria verde y a la eco-innovación.

Para Perú la economía circular debe ser parte fundamental y prioritaria de los ejes de desarrollo para la reactivación de nuestra economía de los estragos de la inmovilización por pandemia,  por lo que el diseño las políticas públicas de diversas instancias gubernamentales la deben considerar transversalmente,  y a su vez continuar ejecutando los programas y proyectos que ya tienen en desarrollo.

El año pasado, el gobierno aprobó la “Hoja de Ruta hacia una Economía Circular en Sector Industria”. Iniciativa que busca impulsar la elaboración de productos con mayor durabilidad, reutilización y reciclaje, así como la producción de artículos con materiales reutilizados.

De acuerdo al Decreto Supremo N.° 003-2020-Produce, publicado en febrero del 2020 en el diario oficial El Peruano: “La iniciativa contiene las acciones que desarrollará el Estado para impulsar y promover la transición de un modelo económico lineal a uno circular en las industrias manufactureras y de procesamiento industrial. En el marco de la Hoja de ruta, el MINAM tiene como responsabilidad propiciar la suscripción de Acuerdos de Producción Limpia (APL) –los cuales promueven la minimización de residuos, la reutilización y reciclaje– en el marco de la normativa del sector industrial. Asimismo desarrollará normas técnicas que establezcan requisitos de envases y embalajes que minimicen el impacto ambiental.” (Diario El Peruano).

Redacción: Alejandra Camones / Naturaleza Interior

Fuentes de nota:
– https://ec.europa.eu/clima/policies/international/negotiations/paris_es
– https://news.un.org/es/story/2021/03/1490082
– https://www.sostenibilidad.com/desarrollo-sostenible/en-que-consiste-la-economia-circular/
– https://www.residuosprofesional.com/paises-respaldan-economia-circular-ue/
– https://elperuano.pe/noticia/114124-la-pandemia-acelero-la-economia-circular
– https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-supremo-que-aprueba-la-hoja-de-ruta-hacia-una-econom-decreto-supremo-n-003-2020-produce-1856966-1/

 

Informa Revista Digital Naturaleza Interior
“Cuidando nuestro medio ambiente y la vida”

X